La defensora del derecho a la educación, Malala Yousafzai, mujer paquistaní de 17 años, quien ha sido reconocida en el mundo por su lucha como defensora del derecho a la educación, recibió el Premio Nobel de la Paz junto con el indio Kailash Satyarthi, quien lucha contra el trabajo infantil desde los años noventa.

De acuerdo con sus propias palabras, la historia siempre le ha demostrado que alzar la voz es una lucha más efectiva que el silencio ocasionado por el temor a las armas: “Tenía dos opciones: una era no hablar, y esperar a ser asesinada; y, la segunda, era hablar, y luego ser asesinada. Elegí la segunda.”, declaró en el discurso posterior al recibimiento del premio.

A partir del 2007, la pequeña Malala escribía para la BBC un blog en lengua urdu, donde, con tan sólo 11 años, comenzó su lucha en defensa del derecho a la educación de las jóvenes paquistaníes, debido a que un movimiento islamista radical, posicionado en el valle de Swat hasta el 2009, prohibió a las mujeres salir de sus casas y eliminó las escuelas femeninas.

Después de recibir diversas condecoraciones en honor a su valentía y de convertirse en un símbolo nacional, Malala Yousafzai sufrió un atentado el 9 de octubre de 2012, cuando un grupo talibán, por considerarla promotora de la cultura occidental, le disparó una bala en la cabeza dentro del autobús escolar que la llevaba de vuelta a casa.

A la inversa de lo que esperaban conseguir, la adolescente no sólo logró sobrevivir al impacto y se recuperó satisfactoriamente, sino que se convirtió en un figura mundial promotora de la paz y la educación, a través de su asistencia a conferencias internacionales, peticiones a dirigentes e, incluso, su autobiografía.

Con frases como “envíen libros, no armas”, o “un niño, un libro y un lápiz pueden cambiar al mundo”, la incansable joven que estudia hoy en Birmingham, en el Reino Unido, expresa al mundo su convicción de lucha por los derechos de las mujeres y los niños a nivel global.

En sus declaraciones posteriores al recibimiento del galardón, la más joven Premio Nobel de la historia alza la voz por todos los niños del mundo y los invita a pelear por su propio desarrollo, además de anunciar que trabajará con su compañero ganador Kailash Satyarthi para construir relaciones fuertes entre India y Pakistán.

Observa el discurso completo de Malala Yousafzai con motivo del Premio Nobel de la Paz aquí:

Isabela Berazueta

@isabelagbb