El futbol es el deporte más popular del mundo por una razón: puede practicarse en cualquier lugar. Las calles, el campo, la sala de casa, el parque. Cualquier espacio llano en el que se marquen dos porterías y se disponga una pelota -que puede ser de cuero, plástico o trapo- es suficiente para armar la “cascarita” o “pichanga”, como dicen en Sudamérica. La efervescencia que este deporte causó en el planeta impulsó variantes del mismo; una de ellas es el futbol sala.

¿Qué es el futbol sala?

Este deporte es resultado de la unión de varios más; el futbol asociación es la base del juego, pero el basquetbol aporta el número de jugadores sobre la cancha, así como el waterpolo presta sus reglas especiales para los porteros y, el balonmano, el tamaño de los arcos.

Se juega sobre una cancha más pequeña que la reglamentaria en futbol asociación, y con una pelota con características diferentes; pero, la intención de ambos equipos, conformados por cinco elementos, es la misma: anotar goles. La dinámica es mucho más rápida pues, debido al tamaño del terreno, esta modalidad del balompié exige pases cortos y, en ocasiones, jugadas más vistosas para evadir rivales.

La cancha

Se juega sobre una superficie lisa y poco abrasiva; es decir, con poca fricción.

Dimensiones:

Partidos no internacionales

Largo: Mínimo 25, máximo 42 metros

Ancho: Mínimo 16, máximo 25 metros.

Partidos internacionales

Largo: Mínimo 38, máximo 42 metros.

Ancho: Mínimo 20, máximo 25 metros.

El terreno está delimitado por dos líneas de banda y dos de meta; dentro, una línea lo divide por la mitad y se coloca en el centro un punto, alrededor del cual se trazará un círculo de tres metros de radio. El penal se marcará a seis metros de la portería, y, un segundo penal, a diez.

El balón

Debe ser esférico, de cuero u otro material apropiado, con una circunferencia entre 62 y 64 centímetros. No debe botar menos de 50 centímetros ni más de 65, efectuando el bote desde una altura de dos metros.

La portería

Los postes son de madera, metal u otro material apropiado, con una distancia de tres metros entre los postes y de dos entre el travesaño y el suelo.

Jugadores

Cinco por equipo, incluyendo al portero. Cada conjunto debe tener, por lo menos, tres de ellos para comenzar el juego. Se pueden utilizar máximo nueve sustitutos por encuentro, sin número límite de cambios.

Competencias relevantes

El futbol sala es regido por dos organismos: la FIFA y la Asociación Mundial de Futsal. Ambas federaciones organizan competencias de talla internacional y continental. Entre las más relevantes se encuentran: el Mundial de Futbol Sala de la FIFA, el Campeonato Mundial AMF, la Eurocopa de Futbol Sala y la Eurofutsal.

Futsal en México

Esta variante del futbol es practicada en muchos rincones del país, pero está lejos de la profesionalidad o de los reflectores mediáticos. Existe una Selección Nacional de futbol sala, dirigida por Ramón Raya, quien también se encarga del seleccionado de futbol de playa. La mejor participación en un torneo internacional fue en 1996 cuando México se ubicó en la tercera posición del Campeonato de Futsal de CONCACAF. La primera participación en una Copa Mundial para el combinado azteca fue en Tailandia 2012.

Redacción La delantera

@la_delantera