La Liga Mayor Femenil inició actividades en el segundo semestre del 2012, y es actualmente la liga mexicana de mayor nivel nacional. Dividida en 6 grupos por región, con la incorporación reciente de la zona del Bajío, la competencia se extiende por el Centro, Norte, Noreste, Sureste y Occidente de la República Mexicana.

Rodrigo Dey y Armando Magaña lideran este ambicioso proyecto, que pretende incluir a lo mejor del futbol femenil mexicano. En las filas de los equipos protagonistas hay seleccionadas nacionales que han participado en Copas del Mundo y en campeonatos de talla internacional, como eliminatorias y Universiadas Mundiales: Maribel Domínguez, de Garzas UAEH; Liliana Mercado y Stephany Mayor, de Aztecas UDLAP; Yamile Franco y Marilyn Díaz, de Real Celeste; Karla Nieto, de Leonas Morelos; y Valeria Miranda de Pumas, por mencionar sólo algunas.

El primer torneo contó con la participación de equipos de gran tradición como Pumas, Andrea’s Soccer, Dragonas, Querétaro, Veracruz, Real Celeste y Laguna; al día de hoy, la región del Centro es la que, con mayor cantidad de equipos (13), ha acaparado tres de los cuatro campeones de la competencia.

El torneo se define por medio de una fase nacional, en la cual participan los mejores equipos de cada zona y el combinado anfitrión, dentro de un torneo corto con duración de cuatro días. El Estado de México fue el lugar que vio nacer al primer campeón de la LMF, seguido por Puebla (en dos ocasiones) y Playa del Carmen.

Por su parte, La Universidad de Guadalajara (UdeG) fue el primer campeón, al vencer 3-0 en la final del Apertura 2012 a Real Celeste. Sin embargo, tanto el Clausura como el Apertura 2013, fueron conquistados por la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), escuadra que venció 3-1 a las entonces campeonas, y, posteriormente, con el mismo marcador, derrotó a la UNAM para conseguir el bicampeonato.

Para el Clausura 2014, las Garzas de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) se incorporaron a la competencia, y, de la mano de Maribel Domínguez y Cecilia Santiago, conquistaron el campeonato de la cuarta temporada de la liga, al superar 5-2 en el partido definitivo a las Xolas de Tijuana, equipo que tenía en sus filas a Fabiola Ibarra y Carolina Jaramillo, seleccionadas Sub-20.

Con poco tiempo de vida, la LMF todavía está en vías de crecimiento y desarrollo. Hasta el momento, además de una justa de Futsal, cuenta con una división de Ascenso, así como con torneos Sub-13 y Sub-15 en donde escuelas como Laguna, Andrea’s Soccer y Macrosoccer participan y son constantes protagonistas.

Redacción La delantera

@la_delantera