La capitana del equipo español femenil, nominada al balón al balón de oro 2014, Verónica Boquete, junto con otras de las mejores futbolistas internacionales, reclamaron al Tribunal de los Derechos Humanos de Ontario (Canadá) que la FIFA planee jugar el Mundial 2015 en césped artificial.

“Queremos ofrecer al aficionado el mejor fútbol y, sobre césped artificial, sólo podremos ofrecer un fútbol devaluado”, señaló la mediapunta del Frankfurt, y aseveró: “Un mundial masculino jamás se disputaría sobre césped artificial. Es discriminatorio que nos hagan jugar sobre una superficie donde el riesgo de lesión es mucho más alto y los plazos de recuperación más lentos.”

Tras la demanda de 61 jugadoras, el secretario general de la FIFA, Jérome Valcke, señaló que “no es una cuestión de dinero, ni de diferencias entre competiciones masculinas y femeninas” sino “una cuestión de las condiciones naturales de Canadá”.

En una conversación telefónica desde Frankfurt, al respecto de lo dicho por el secretario, la española opinó que “Con estas declaraciones, buscan tener la razón. (…) He jugado en Suecia y la climatología allí es muy dura. A pesar de eso, la pasada Eurocopa se disputó sobre hierba natural”.

La gallega lamentó la poca relación y cercanía que existe entre la FIFA y las jugadoras para solucionar un problema colectivo.

Por otro lado, la representante del equipo español destacó que, a pesar de estar entre las mejores selecciones de Europa, buscarán conquistar territorio americano en el próximo mundial: “En la Eurocopa nos situamos entre las ocho mejores selecciones de Europa y creo que en Canadá podríamos dar un salto”. Asimismo, la mediocampista mencionó que su selección también buscará la clasificación para los Juegos Olímpicos de 2016 en el país norteamericano.

Redacción La delantera

@la_delantera