Por Norma Olivia González Guerrero

Ex seleccionada nacional/Colaboración especial

Todas nos encontramos expuestas a vivir alguna situación que puede afectar nuestros derechos como deportistas, ya sea que seamos jugadoras o entrenadoras de una disciplina integrada en una organización o asociación con representación ante las autoridades deportivas del país, siendo entonces que necesitamos de alguien que nos dé orientación y apoyo.

Para dar solución a este tipo de situaciones, y contar con un organismo que salvaguardar el derecho de los deportistas, así como que atienda de la mejor manera este tipo de situaciones, fue creada la Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte (CAAD).

En sentido general, podemos decir que es un organismo público que se encarga de dirimir controversias en materia deportiva.

El funcionamiento de la CAAD se encuentra regulado por la Ley General de Cultura Física y Deporte, donde se le da carácter de órgano desconcentrado de la Secretaría de Educación Pública.

Aquí es donde se establece que la CAAD fue creada para resolver el Recurso de  Apelación, fungir como Panel de Arbitraje, y/o coadyuvar en las mediaciones y conciliaciones, respecto de las controversias de naturaleza jurídica deportiva que se suscitan o puedan suscitarse entre deportistas, entrenadores, directivos, autoridades, entidades u organismos deportivos, con la organización y competencia que esta Ley establece.

Además, la CAAD también fue creada para dirimir las controversias en la promoción, organización y desarrollo de actividades deportivas y entre los deportistas o demás participantes en éstas, independientemente de que pertenezcan o no al Sistema Nacional del Deporte.