Marta Vieira da Silva es una de las tres finalistas para coronarse como Jugadora Mundial de la FIFA. Marta no sólo es conocida por su eficacia en la delantera, al anotar goles vistosos o encarar descaradamente a sus contrincantes, sino también lo es porque se ha colocado durante ocho temporadas consecutivas en este premio como finalista, siendo la única mujer en obtener el título en cinco ocasiones (2006, 2007, 2008, 2009 y 2010).

En este año, la sudamericana participó en dos equipos suecos: el primero, el Tyreso FF, fue el conjunto con el que logró obtener el subcampeonato en la Liga de Campeones de la UEFA, después de que el Wolfsburg remontara el marcador 4-3. A mediados de año, sin embargo, fue fichada por el FC Rosengard, equipo junto al cual ganó la liga local dos meses después de su llegada.

A lo largo de su carrera con la selección brasileña, Marta ha conseguido, junto con sus compañeras y cuerpo técnico, la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de 2003 y, al siguiente año, la presea de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas.

Tan sólo tres años después, con esfuerzo, constancia y dedicación, se convirtió en una jugadora referente muy importante de Brasil, al ser considerada como la ‘Pelé de Falda’ por el reconocido jugador Pelé. Conforme pasaba el tiempo, Marta seguía cosechando triunfos con su país. En 2007, consiguieron el campeonato del torneo de futbol de los Juegos Panamericanos, en donde ella lideró la tabla de goleo de la competición, con 12 tantos.

Asimismo, fue una pieza importante para que Brasil lograra por primera vez la clasificación a la Copa Mundial Femenina de Futbol en 2007, tras derrotar a Estados Unidos en la semifinal. Al término de la justa mundialista, las brasileñas se quedaron en segundo lugar; sin embargo, Marta fue elegida como la mejor jugadora de la Copa y también resultó ser la máxima goleadora de la competencia, con 7 goles.

Con muchos otros logros, la delantera se posiciona como una de las mejores jugadoras de todos los tiempos. Gracias a que su trayectoria habla por sí sola, hoy se perfila como una fuerte opción para ser la ganadora de la premiación que se realizará en Zurich, el próximo 12 de enero.

Por otro lado, acerca de la historia de esta gran atleta, no todo fue fácil. De pequeña, sufría una lamentable discriminación por parte de su familia y el entorno social en el que estaba inmersa, puesto que se consideraba al futbol como un deporte para hombres.

Marta en entrevista con BBC mundo, compartió:

“Cuando me veían jugando al fútbol con los niños, mis hermanos mayores venían, corrían detrás de mí para llevarme a casa y yo salía corriendo. La mayoría de veces no conseguían alcanzarme porque era más rápida.”

Además, la también Embajadora de Buena Voluntad de la ONU agregó que…

“Era la única niña en medio de un montón de niños y no era siempre bien aceptada. Pero nunca desistí porque me di cuenta de que era una forma de progresar en la vida y ayudar a mi familia económicamente y de una cierta manera revertir ese papel de la mujer.”

La historia de Marta habla acerca de la ‘lamentable’ situación que vive la mujer en muchas partes del mundo, en donde se le considera como el “sexo débil”. Aunque, en pleno siglo XXI, las misóginas formas de pensamiento se encuentren en un proceso de cambio, es necesario hacer una reflexión para lograr, juntos como sociedad, que las mujeres puedan desarrollarse libremente en su entorno social, personal y profesional. En La delantera, estamos convencidos de poder lograrlo a través de la conjunción entre la educación y el deporte.

Foto: sverigesradio.se

Foto: sverigesradio.se

Marta Vieira da Silva: “Pelé va a quedar siempre en la historia del fútbol mundial. Me siento feliz y hasta un poco boba de que me haya puesto el mote de “Pele con falda” porque quién diría que iba a compartir el mismo espacio con personas como él. Me siento honrada de poder llevar ese nombre”.

Diego Palacios, La delantera

@la_delantera