El equipo femenino brasileño se coronó, por quinta ocasión, como campeón de la sexta edición del Torneo Internacional de Futbol Femenino, después de haber empatado con Estados Unidos 0-0. El partido se realizó el domingo pasado, en el estadio Mané Garrincha de Brasilia.

Desde que Brasil organizó este torneo en 2009, prácticamente ha ganado la mayoría de los títulos, a excepción del 2010, año en que las canadienses lograron obtener el primer lugar. En esta ocasión, el cuadrangular se vio conformado por Estados Unidos, China, Argentina y la escuadra anfitriona, Brasil.

Durante el certamen, las brasileñas dominaron todos los partidos, ya que vencieron a Argentina 4-0, China 4-1, y, en la fase regular, venció 3-2 a Estados Unidos. Sin embargo, el conjunto de las barras y las estrellas se notó con un mayor peso en la final, para dejar el partido cero por cero, complicando en los últimos momentos el encuentro a las auriverdes.

Aunque el resultado de este encuentro fue empate, de acuerdo con el reglamento, el mejor equipo de la primera fase es aquel que resulta ganador de la competencia. Por su parte, China terminó su participación con el tercer lugar, luego de empatar (también sin goles) con las argentinas.

Respecto a la final, la jugadora brasileña Formiga comentó “No es fácil jugar contra Estados Unidos, todo el mundo sabe la fuerte selección que es”.

Redacción La delantera

@la_delantera