Una vida profesional no remunerada que tiene que compaginar con el estudio o el trabajo. Así es la situación para las futbolistas de la Primera División Femenina Española. Como ejemplo destacado de perseverancia y triunfo, Verónica Boquete, capitana de su Selección Nacional, pide a sus connacionales entregarse a la lucha de su deporte amado. ¿Alguna coincidencia con México?

En nuestra tierra tricolor, el futbol femenil reporta un indiscutible ascenso en los últimos años. Sin embargo, todo el aparato cultural, político y empresarial del deporte ha impedido que pueda profesionalizarse, a pesar de los resultados positivos que ha demostrado la Selección Femenil Mexicana. Mandar al Mundial de Canadá a nuestro seleccionado es como mandarlo a la guerra.

En este sentido, a seis meses de Canadá 2015, tanto la Selección ibérica como la azteca pueden hacer uso de las palabras de aliento que la gallega Boquete pronunció para las jugadoras activas en el medio español FutFem.com:

”(Les aconsejo que) se preparen muy bien, tenemos q ser conscientes de que un Mundial nos va a exigir muchísimo, tenemos que ir pensando cada día en que tenemos que llegar allí en el mejor momento posible y eso pasa por entrenar, entrenar fuerte y no tener miedo a luchar con los grandes porque no hay tanta diferencia.”

En la misma entrevista, la jugadora del Frankfurt pide a las jugadoras de su país mantener la ilusión que las ha llevado a cosechar tantos triunfos; como, por ejemplo, el histórico y primer pase de la Selección Femenil Española a un Mundial reconocido por la FIFA.

A pesar de que el futbol femenil en España es ya más adelantado en su organización que en México, el amor por el balompié y la ilusión de triunfar es lo que ha mantenido a ambos conjuntos en el compromiso de trabajar y cosechar cada vez más éxitos. Que aquellos mismos que no permiten el progreso del futbol de mujeres se congratulen después de todos sus logros es algo que las debe de mantener sin cuidado.

Isabela Berazueta

@isabelagbb