El sábado pasado se realizaron visorías para la Selección Sub-20 Femenil. A ella acudieron jugadoras nacidas en 1996, 1997 y 1998, todas con la esperanza de ser elegidas por Leonardo Cuéllar.

El Centro de Alto Rendimiento de la Federación, fue el escenario que vió a más de 500 niñas mostrar, en dos tiempos de 20 minutos, sus habilidades futbolísticas. Jugadoras de toda la república hicieron el sacrificio de llegar hasta el CAR, que se ubica en la salida a Cuernavaca, para intentar formar parte de la nueva generación juvenil del Tricolor.

Ante ello, Cuéllar se mostró satisfecho con la respuesta obtenida y señaló que no existen circuitos donde puedan detectar a jóvenes talentos, por ello se convocó a esta prueba en la Ciudad de México, a la que las futbolistas pueden tener acceso sin inconvenientes.

“El objetivo principal de estas actividades es formar Selecciones Nacionales con muchas más bases para poder competir con gran nivel, ya que hay muchas jugadoras con gran talento (…) Las visorias se llevan a cabo en las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento ya que no se cuenta con circuitos visibles, no hay una liga donde se pueda estar identificando todo el talento que hay en la cancha, a veces nos sorprende que cuando escogemos a una niña, esta no ha jugado en ningún lado o solo lo haga con sus hermanos o  amigos en la calle”, declaró el timonel nacional.

El año pasado, la Selección Sub-20 participó en el Mundial de la categoría, Canadá 2014, pero no superó la fase de grupos.

 

Redacción La delantera

@la_delantera