Leopoldo Ponce de León, presidente de la Liga Mexicana de Futbol Femenil (Limeffe), conversó con La delantera acerca de este proyecto, que ya tiene varios años en el deporte del país. Ponce de León inició como parte del equipo que se encargó de darle mayor difusión y mejor estructura a esta competencia y, desde hace poco más de un año, funge como presidente.

Limeffe, por amor al futbol femenil 

La Limeffe cuenta con un máximo circuito, denominado Superliga, y con categorías como la Premier, en Zona Centro, Norte y Sureste, además de la división Sub-15. El presidente se ha mantenido en constante movimiento para que el certamen despunte y tenga reconocimiento en cada rincón de México.

“En el tiempo que llevo al frente, la Liga ha crecido mucho. Cuando llegué, había 10 equipos en cada categoría; hoy, tan sólo en la Premier, tuvimos 16 en el torneo pasado.”, señaló Leopoldo.

Al ser cuestionado sobre su interés en el futbol femenil, el ferviente aficionado de los Diablos Rojos del Toluca no dudó en responder que considera al futbol de mujeres más espectacular que el varonil:

“El futbol femenil se juega al máximo, las jugadoras le ponen el doble de ganas, para jugar en otros equipos o para conseguir una beca, son unos partidazos (…) yo estaba empapado del futbol varonil, pero en cuanto me vi inmerso en el femenil, me encantó y de él nadie me saca.”

Asimismo, sobre los problemas a los que se enfrentan los equipos del balompié femenil para sobrevivir, el dirigente resaltó que cada conjunto ingenia distintas formas para hacerlo:

“Hay equipos que, afortunadamente, tienen el apoyo de la delegación o el municipio; pero, cuando cambian de presidente municipal, les llegan a retirar el apoyo, desaparecen… Pero también hay otros que siempre están llevando a cabo actividades para recaudar fondos; algunos venden paletas de hielo en los semáforos, andan ‘boteando’ para los viajes; cada uno tiene una forma de ser diferente.”

El presidente enfatizó que es muy triste que los equipos dejen de competir por cuestiones económicas, por lo que, aseguró, Limeffe les da facilidades, de modo que puedan agotar todas las posibilidades antes de abandonar su lugar en la competencia.

¿Cuándo llegará el futbol femenil profesional a México?

A pesar de los obstáculos que enfrenta el futbol femenil mexicano, para Leopoldo Ponce, México sí está preparado para una liga profesional, pero asegura que necesita de mucho apoyo, pues hay talento en los lugares más recónditos del país que no llega a conocerse debido a la falta de recursos.

“Yo realizaría una convocatoria para crear una liga organizada, pero que tenga compromiso de todas las partes; tanto de directivos como de jugadoras, y trataría de conseguir todo el apoyo, porque los recursos son la base, pues todo se tiene que pagar: canchas, arbitrajes, uniformes, sobre todo, porque no sería una liga local en la que un camión te lleva, sino que los equipos irían a jugar a destinos que les quedan a tres o cuatro horas”, señaló el dirigente.

Finalmente, Leopoldo puntualizó que la poca cobertura que se le da al futbol femenil en los medios más importantes del país es una falta de respeto para el trabajo que las jugadoras llevan a cabo; sobre todo, tratándose de la participación de Selecciones Nacionales. “Los medios que le den cobertura total al futbol femenil crecerán a la par de él; es una puesta que les dará algo positivo.”, concluyó.

La Limeffe todavía está jugando sus finales de Superliga y Sub-15, y, en febrero, arrancará el siguiente torneo, que contará con nuevos conjuntos en todas las categorías de esta emblemática competencia.

Adria Vega
@NellyAtlas