La defensa de la Selección Nacional Femenil, Greta Espinoza, es una jugadora que ha llevado un proceso de maduración dentro del selectivo mexicano, que va desde los cuadros juveniles hasta la plantilla Mayor, misma que, actualmente, está preparándose para la Copa del Mundo Canadá 2015.

Nació el 5 de junio de 1995 en Tijuana, Baja California y destacó desde pequeña en el futbol; a los siete años estaba en un conjunto de futbol rápido, que tenía actividad en la cancha Furati, junto a niños. Después, cambio las paredes por la magia del futbol asociación, sobre el césped del Romero Manzo, lo que la llevó a ser parte de México Sub-17 en el Mundial de la categoría, Azerbaiyán 2012, donde las aztecas no hicieron un buen papel, pero la del norte continuó su camino en la elite del futbol nacional y, en 2014, jugó el Mundial de Canadá 2014, en la categoría Sub-20.

Su seguridad en la zaga, la potencia física y su buen toque, hicieron que Leonardo Cuéllar la considerara para los compromisos del equipo Mayor, en partidos amistosos y giras, así como para los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Veracruz 2014, donde México ganó la medalla de oro al vencer 2-0 a Colombia en la gran final.

“Para mí, el 2014 fue un gran año; el Mundial Sub-20, los Centroamericanos, pues después del Mundial me llamaron para la mayor y ganamos la de oro”, declaró contenta hace algunas semanas.

En lo que va del 2015, la tijuanense no se ha ausentado de las convocatorias de Cuéllar para Selección Mayor, lo que la pone como fuerte candidata para estar en la lista definitiva del Mundial.

“El futbol me ha dado muchas cosas, he conocido lugares, como Holanda, me ha dado escuela, el futbol pueda pagarla, puede pagar tu futuro (…) he conocido a futbolistas de otros lugares… te da muchas amistades.”

Actualmente, Greta Espinoza tiene la mira puesta en estudiar en Estados Unidos, un beneficio más que ha alcanzado gracias a su desempeño dentro de las canchas de futbol.

“Mi meta es estudiar en Oregon, terminar mis estudios como entrenadora, después jugar a nivel profesional, ya sea en Estados Unidos o en Europa, y regresar a Tijuana para ayudar al futbol femenil. De alguna manera, seguiré relacionada con el futbol, es algo que no podré dejar”, confesó en una entrevista para Frontera TV, hace apenas un mes.

La aficionada de los Xolos de Tijuana y del Real Madrid tiene los objetivos muy claros, estar en Canadá 2015, calificar a la siguiente ronda del Mundial y conquistar la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015. ¿Los conseguirá?

Redacción La delantera
@la_delantera