Por Mariana Garal.- 

Intensidad y controversia fue la constante del partido entre la Selección de Futbol Femenil de México  y su similar de Colombia, quienes empataron en el juego debut de ambas escuadras dentro de la Copa Mundial Femenina FIFA Canadá 2015.

El encuentro, correspondiente al Grupo F, se disputó este martes 9 de junio en Moncton, donde desde inicio se dio un vaivén del balón que fue peleado por las jugadoras de ambos equipos y donde las ‘cargadas’ estuvieron presentes, siendo la mexicana Nayely Rangel una de las que más los resintieron.

La primera anotación del partido fue por parte del tricolor llegó al minuto 36,  gracias a Verónica Pérez quien resolvió perfectamente un centro, y que otorgó la ventaja inicial a las mexicanas que presionaron en todo momento.

En este primer tiempo, la escuadra azteca dominó el balón y el territorio mexicano prácticamente era  su propiedad. Toda la acción la tenían las tricolores con una buena defensa y con buenas jugadas aunque muchas no se concretaron.

Las capitanas de ambos equipos Charlyn Corral de México y Natalia Gaytán de Colombia, liderearon con entereza a sus escuadras y se mantuvieron activas y con buena actitud y desempeño en todo el juego.

Hubo muchas faltas por parte de las cafetaleras, quienes en el primer tiempo se llevaron bastantes llamadas de atención por parte  del arbitraje, inclusive se les anularon dos goles por ello.

En el segundo tiempo, las colombianas cambiaron de actitud y estrategia mostrándose combativas y como resultado en el minuto 81, Daniela Montoya metió gol, poniendo en balanza el marcador.

A los 92 minutos se suscitó una jugada controversial que estuvo a punto de ser historia a favor del equipo mexicano, pero lo cual no pudo ser luego de que la árbitra Therese Neguel anuló un gol que ya se cantaba por la selección tricolor.

La jugada en cuestión, ocurrió luego de que una jugada por parte de Charlyn Corral, logro hacer que el balón cruzara la línea de gol en territorio Colombiano, pero que finalmente no fue válido.

Dicha acción del arbitraje, deja un mal sabor de boca a la afición y a las jugadoras, puesto que no se con claridad cuál fue la falta en la jugada. Se presume que hubo mano por parte de la escuadra mexicana pero eso no queda totalmente claro.

Ahora, sólo queda marchar con pies de plomo y lucirse en el próximo partido que se llevará a cabo el próximo trece de junio contra Inglaterra,  en el estadio de Moncton.

 

 

fina_mexvscol

 

 

Imagen: FIFA