Hace días, la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) distinguó a los mejor del 2015, destacando la actuación de la estadounidense Carli Lloyd como mejor jugadora, y quien acumuló otro gran reconocimiento a su esfuerzo y profesionalismo, el cual, posiblemente, no sería el mismo si no tuviera una historia que la respaldara.

Durante su juventud, iba a tomar la decisión de dejar el futbol de su vida, de acuerdo con la FIFA la persona que estuvo detrás de ella fue James Galanis, su entrenador, quien en entrevista para FIFA, compartió parte del desarrollo de esta figura estadounidense.

“La vi jugar durante un par de años. Vi a una futbolista dotada de una gran habilidad y astucia con el balón en los pies, aunque en realidad no tenía las costumbres adecuadas dentro de la cancha: se esforzaba cuando le apetecía”.

Durante este proceso en el que practicaba deporte, ella había decidido dejar el soccer en cuanto terminase la temporada universitaria, pero fue su padre quien se apoyó en el entrenador para que su hija no dejara el futbol.

“Me senté con ella y le expliqué que para ser una jugadora campeona hacían falta cinco pilares: habilidad técnica, conciencia táctica, potencia física, resistencia psicológica y carácter. Le dije que ya tenía los dos primeros, pero que si podíamos tomar sus debilidades y convertirlas en fortalezas, podría llegar a ser la mejor jugadora del mundo. Entonces ella no me creyó. De hecho, nadie me creyó, ¡ni siquiera mi mujer! Pero lo asimiló todo. Simplemente necesitaba que alguien la orientase”.

Fue así que Carli Lloyd dejó todo por el futbol, todo pasó a segundo plano de importancia, no había más que balonpié en su cabeza, y fue así que, año con año, ha logrado estar en donde ella quiere estar.

Resaltar en el futbol no es fácil,  muchas veces los jóvenes suelen no aceptar la derrota, no aceptan una frustración y a veces tiran la toalla antes de que el verdadero juego comience.

Las jugadoras profesionales no tuvieron un éxito desde el principio, la mayoría de ellas luchó constantemente por su sueño de ser profesionales desde muy chicas. El esfuerzo, a final de cuentas, se ve reflejado en su día a día y más aún las mujeres se enfrentan en algunas ciudades a la discriminación, como la idea de que “el futbol es para hombres”. Ese comentario ha cambiado, afortunadamente.

 

 

Fuente e imagen http://es.fifa.com/ballon-dor/news

Diego Palacios

@diegoo0512