Si la Federación de Futbol de los Estados Unidos no resuelve las diferencias salariales entre mujeres y hombres, el equipo femenil está dispuesto a realizar un boicot en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Así lo dio a conocer Becky Sauerbrunn, integrante de la Selección Femenil de las Barras y las Estrellas, durante una entrevista a un canal deportivo de televisión.

“Nos reservamos el derecho de hacer eso, todas las opciones están abiertas. Si nada ha cambiado, si sentimos que no ha habido progresos lo haremos”, afirmó.

Sauerbrunn junto con Carli Lloyd, la mejor jugadora de la Copa Mundial de Canadá-2015, Hope Solo, Alex Morgan y Megan Rapinoe tomaron el camino judicial a finales de marzo, con el único objetivo de que Estados Unidos pague a las mujeres los mismos salarios que a los integrantes del representativo varonil.

Las jugadoras del equipo femenino reciben un salario base anual de 72.000 dólares, además de las primas, por lo que no excede de 1.350 dólares. En caso de derrota en un partido, no reciben ninguna bonificación.

En tanto, los jugadores del equipo masculino no reciben ningún salario base, pero sí pagos de al menos 5.000 dólares por partidos amistosos y 17.625 dólares si ganan con la selección.

Cabe recordar que el equipo femenil de los Estados Unidos tienen al equipo de fútbol de referencia: son triples campeones en Juegos Olímpicos y han ganado tres ediciones de la Copa del Mundo (1991, 1999 y 2015).

 

Imagen tomada de