Inició la cuenta regresiva. Con el ritual y ceremonia de las antiguas sacerdotisas de Olympia, Grecia, este 21 de abril se realizó una brillante y emotiva ceremonia donde fue encendida la Antorcha Olímpica, con la que se realizará un recorrido por diferentes países, antes de llegar a Brasil, sede de los Juegos Olímpicos Río 2016.

Cuando la antorcha llegue a su destino final, será utilizada para encender el pebetero en la ceremonia inaugural de la máxima justa deportiva del planeta, el próximo 5 de agosto.

La actriz griega Katerina Lehou, caracterizó el rol de sacerdotisa de la diosa Hera, usó un espejo cóncavo para encender la llama sagerada directamente de los rayos del sol, como marca la tradición, para pasarla al primer portador del Fuego Olímpico 2016, el gimnasta helénico Eleftherios Petrounias.

Tras el encendido, la procesión se fue al antiguo estadio de Olympia donde, junto con bailarines, realizaron una coreografía inspirada en los sonidos de las flautas, liras, gaitas e instrumentos de percusión de la antigua Grecia.

Enseguida, la Antorcha Olímpica comenzó su recorrido por Grecia, en un viaje que se extenderá por más de dos mil kilómetros, el cual concluirá su primera etapa el miércoles 27 de abril en el Estadio Panathinaiko, sede de los primeros Juegos Olímpicos de 1896, localizado en la ciudad de Atenas.

Dos días después, la antorcha estará en Ginebra, Suiza, para una ceremonia en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y el 30 de abril será llevada al Museo Olímpico, en Lausana, sede del Comité Olímpico Internacional (COI).

El día 3 de mayo, la antorcha desembarcará en Brasilia, capital de Brasil,  donde 12.000 personas la portarán y recorrerán a lo largo de 95 días, un total de cinco regiones del país amazónico

Antes de encender el pebetero que marca el inicio de los Juegos Olímpicos Rio 2016, la llama habrá sido portada por 12.000 relevistas, pasará por 329 pueblos y ciudades, viajará más de 20.000 kilómetros por carretera y 10.000 millas por aire alrededor del país anfitrión.