Con un mensaje por el cuidado y conservación del planeta, la celebración de la diversidad y la alegría de la vida, junto con la historia musical de Brasil, arrancaron los Juegos de la XXXI Olimpiada, también conocidos como Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, Juegos Olímpicos Río 2016, o simplemente Río 2016.

‎Bajo el lema ‘Un Mundo Nuevo’, el estadio Maracaná, en Río de Janeiro, Brasil, fue el lugar que se llenó de una espectacular producción de colores, música, y otros efectos que llenaron el espacio donde se concentraron miles de personas que aplaudieron tanto la presentación como los mensajes presentados en este carnaval deportivo.

En todo momento, la música carioca de diferentes épocas y estilos, así como diferentes vestuarios y trajes de más de 35 mil participantes, animaron e hicieron vibrar el Maracaná donde el baile y canto fue seguido por los asistentes, en un espectáculo temático desarrollado como un “mensaje universal de paz y sustentabilidad”.

Este mensaje, se dividió en tres temas: ‘Jardín’, en referencia a la selva brasileña como “último jardín natural del planeta; ‘Diversidad’, relacionada por las múltiples razas que conviven en armonía en este país, y ‘Alegría’, la cual identifica a todos los brasileños.

Bajo este marco, cientos de atletas ocuparon el personaje principal, tanto por haberles designado la semilla de un árbol para sembrar y ser partícipes de la protección del medio ambiente, como para iniciar el desfile deportivo de las diferentes delegaciones, las cuales fueron encabezadas por los representantes de Grecia, cuna de las Olimpiadas, y donde los atletas anfitriones cerraron el desfile.

El clímax de la inauguración se dio cuando el atleta brasileño, Vanderlei de Lima, tuvo el honor de encender el Pebetero Olímpico el cual permanecerá encendido hasta el próximo 21 de agosto.